psicoterapia parejas

Terapia de Pareja

Terapia de Pareja

Deja de sufrir, pon solución a tus problemas

terapia de pareja, problemas pelea de parejaCuando surgen problemas en la relación de pareja y, a pesar de los intentos, no se logra revertir la situación, lo mejor es acudir a terapia.

La mirada de un profesional aporta a la relación un punto de vista nuevo que facilita la resolución de los problemas, encontrando soluciones satisfactorias para los mismos.

Superar una crisis, mejorar la comunicación, resolver los conflictos con las familias políticas o, incluso, poder mejorar las relaciones sexuales son algunos de los motivos de consulta más comunes, pero no los únicos.

Una terapia de pareja es muy eficaz desde el primer momento, sea cual sea el motivo de consulta, lo importante es que la pareja acuda a las sesiones y que ambas partes hablen de lo que les pasa.

Características

  • Estamos pasando una crisis y no sabemos cómo salir de ella
  • Los problemas de comunicación pueden sustituirse por nuevas conversaciones
  • El deseo sexual no desaparece se disfraza, se oculta, se transforma
  • Del enamoramiento al amor, un paso decisivo y necesario.
  • ¿Cómo gestionar las diferencias (familiares, laborales, etc.) económicas, culturales) en la relación?
  • Celos patológicos
  • He descubierto que mi pareja me ha sido infiel

Estamos pasando una crisis y no sabemos cómo salir de ella

Una crisis en la relación, siempre puede ser una oportunidad de cambio.

Las causas que pueden provocar una crisis son muchas, pero algunas de ellas se repiten con cierta frecuencia en nuestras consultas:

  • La falta de entendimiento
  • Problemas de comunicación
  • Un acontecimiento inesperado: Pérdida de un familiar o ser querido, cambio de trabajo o desempleo, etc.
  • Un nuevo hijo, ya sea el primero o no.
  • Descubrir algo de la pareja que no me había contado
  • Problemas con las familias políticas

Todas estas situaciones, pueden perturbar el orden de la relación cuando no son gestionadas adecuadamente.
Saber tratar cualquier cambio que modifique o altere la relación evitará la aparición de una crisis.

La creación de acuerdos y pactos hace que la pareja se reafirme con proyectos en común procurando estabilidad a la misma.

En la terapia de pareja se consigue que la pareja haga “equipo” para afrontar cualquier cambio conjuntamente transformando una posible crisis en un crecimiento para la relación.

Los problemas de comunicación pueden sustituirse por nuevas conversaciones

En muchas parejas se producen problemas en la comunicación, estos se producen porque:

  • No escuchamos
  • Queremos imponer nuestra verdad
  • Cuestionamos al otro, pero no nos cuestionamos a nosotros mismos
  • Exigimos a la pareja que sea nuestro confesor, nuestro psicólogo, o peor, que nos trate como una madre o como un padre.
  • No consentimos que nos contradigan o critiquen
  • Siento agresividad frente al otro y mi manera de mostrarla es no diciendo nada
  • Queremos que la pareja ADIVINE nuestros pensamientos sin mediar palabra alguna, creyendo que el amor es eso.

terapia de pareja en madrid problemas de comunicacionLa comunicación en la pareja ha de ser fluida para poder consensuar opiniones o poder llegar a acuerdos, o pactos que faciliten el acuerdo.

Uno de los logros más importantes que se consiguen en la terapia de pareja es poner palabras donde no las hay, para que se establezca una conversación entre dos personas semejantes pero diferentes.

También, tratamos de proporcionar las herramientas necesarias para que la comunicación no esté dirigida por la razón o los sentimientos de uno de los dos miembros de la pareja.

El deseo sexual no desaparece se oculta o se transforma

Una sexualidad satisfactoria es fundamental para el buen funcionamiento de la relación.
Muchas veces las relaciones sexuales se ven perturbadas porque:

  • Tenemos muchos prejuicos que limitan los encuentros.
  • Utilizamos el sexo como premio o como castigo.
  • Creemos que lo que nos gusta a nosotros es lo que le gusta a la otra persona.
  • Establecemos horarios o determinadas rutinas para que se produzca un encuentro.
  • No hablamos de sexo con nuestra pareja.
  • Otorgamos demasiado valor o demasiado poco valor al tiempo dedicado a nosotros mismos.

Igual que es necesaria una conversación fluida en la pareja, la conversación sexual, no ha de ser una imposición o una obligación, ha de convertirse en un tiempo productivo de encuentro.

El deseo sexual se alimenta de muchas cosas, no sólo de genitalidad. El deseo sexual es complicidad, sensualidad, confianza, tiempo y, sobre todo, palabras. Cuando faltan estos elementos en la relación, el deseo sexual se apaga, dando prioridad a otras cosas de la vida. Pero la energía genital solo puede descargarse por vía genital.

A veces, se oculta tras un trastorno, inhibición, otras veces, se transforma en agresividad verbal o incluso agresividad silenciosa, una enfermedad.

El fin sexual es la satisfacción y, aunque parezca increíble, si no se consigue de una forma se consigue de otra, aunque implique malestar y sufrimiento.

La terapia de pareja facilita las herramientas necesarias para mantener la llama encendida o para reavivarla si fuera necesario.

Del enamoramiento al amor, un paso decisivo y necesario

Al comenzar una relación existe un primer momento donde el enamoramiento hace que la relación sea perfecta, el amado o la amada son especiales y aparentan tener todo lo que se desea en una pareja.

terapia de pareja en madrid, enamoramientoEl enamoramiento es un periodo de idealización, en realidad lo que sucede es que atribuimos al objeto de nuestro amor valores que nosotros mismos deseamos o hemos deseado alguna vez.

Este primer momento no dura mucho o al menos no debe durar mucho para poder dar el paso al amor.

El amor es lo que hace que la relación pueda ser estable. Pero un amor donde lo importante es aceptar las diferencias y respetarlas, aceptando la desigualdad existente entre ambos.

En la terapia se puede construir un amor sin medias naranjas, sino siendo dos naranjas, ya que son dos vidas las que se comparten, no dos medias vidas que se complementan formando una naranja.

Los Celos

Los celos son un sentimiento normal, no se pueden evitar porque forman parte de la propia constitución. No celos nos hablan de un deseo, en muchos casos los celos nos potencian a querer ser mejores. A conquistar aquello que deseamos/celamos de una persona determinada.

Los celos surgen con la aparición de un tercero, siempre son necesarios 3. La aparición de un tercero, puede desencadenar agresividad que puede manifestarse en forma de rabia, odio.

Aceptarme celoso es saludable, que reconozco mis deseos, el problema es negarlos, si no los acepto los padezco. No es malo sentir celos, lo que es poco productivo es dejarme llevar por el sentimiento e invadir la vida de la pareja: mandarle mensajes constantes para ver donde está, qué hace, cotillear el teléfono móvil en cuanto se da la vuelta, incluso renunciar, uno mismo, a hacer cosas para que el otro no las haga.

La terapia ayuda a entender el mecanismo de los celos y permite la transformación de las actitudes celosas, liberando a la relación de fricciones innecesarias.

He descubierto que mi pareja me ha sido infiel

Las infidelidades son muchos más frecuentes de lo que pudiéramos imaginar, muchas veces escuchamos decir: Me ha pasado lo que jamás hubiera imaginado, me han sido infiel o he sido infiel.

Ante una infidelidad lo mejor es acudir a una terapia, ya que uno puede tomar decisiones de las que luego se arrepienta. Lo mejor sin duda es consultar con un profesional, PEDIR UNA CITA.

Muchas infidelidades no son por falta de amor a la pareja sino por el contrario, son llamadas de atención de auxilio.

Una infidelidad tratada en terapia puede llegar a ser un punto de inflexión para la relación, proporcionando frescura en los lugares donde la rutina y la monotonía se habían convertido en algo negativo.