la crisis de pareja

Crisis de pareja

Crisis de pareja

En casi todas las parejas existen momentos de crisis de pareja donde se necesita un cambio. Las parejas, en su devenir, van evolucionando y en muchos casos, esa evolución no es pareja, es decir, no se desarrolla de la misma manera, a la misma velocidad o con el mismo ritmo.

Las diferencias en la relación, en muchos casos, provocan enfrentamientos que no fáciles de resolver por los propios integrantes de pareja. Las familias de origen, las desigualdades a la hora de educar a los hijos, los desacuerdos en la organización del tiempo libre, o la diferencia a la hora de ver las cosas o de gestionar la relación, lleva a sus miembros a discusiones interminables o a la incomunicación, creando una situación de tensión que afecta a muchos ámbitos de sus vida, conjunta e individualmente: problemas con la familia, en el trabajo, con los amigos, incluso inapetencia sexual, falta de deseo, incremento del mal humor, trastornos económicos, en definitiva: un caos.

La intervención de un profesional abre nuevas vías de comunicación, aportando soluciones que hasta el momento eran impensables.

Prender a hablar de una manera favorable, sabiendo donde están los límites y dónde los silencios, aporta a la relación, una herramienta fundamental para avanzar en pareja.

La terapia de pareja aporta a la relación una escucha diferente que permite, desde el primer día, establecer las vías para la construcción de un futuro distinto para ambos.