Qué sucede cuando un trabajador no trabaja

¿Qué sucede cuando un trabajador no trabaja?

¿Qué sucede cuando un trabajador con capacidad para ejercer su trabajo, no trabaja?

Este trabajador puede estar sufriendo una inhibición de la capacidad de trabajo.

¿Qué es una inhibición?
La inhibición en primer lugar debemos distinguirla del síntoma. El síntoma siempre es signo de que esa persona está sufriendo un proceso patológico, mientras que la inhibición no.
La inhibición tiene relación directa con la función, es decir, un trabajador contratado para desempeñar una determinada función en la empresa, de buenas a primeras no la lleva a cabo.
Puede manifestarse como una disminución del deseo de trabajar, dicen no tengo ganas, no me encuentro con fuerzas, no me gusta mi trabajo.

Esta situación puede llevar al trabajador a realizar mal su labor o incluso a provocarle reacciones corporales como el cansancio, fatiga, vértigos o vómitos consecuencia del esfuerzo que lleva a cabo para realizar su tarea.

Lo que provoca interrupción de la actividad por baja laboral o enlentecimiento de la misma por las diversas detenciones.
En personas con una tendencia histérica, el abandono del trabajo se produce por la aparición de parálisis orgánica o funcionales que impiden la ejecución del trabajo.

En personas con tendencia a la neurosis obsesiva la distracción constante y la consecuente pérdida de tiempo, les lleva a interrumpir constantemente una tarea y a repetirla una y otra vez.
Este tipo de inhibiciones en los trabajadores son mucho más habituales de lo que se cree y provocan grandes trastornos a la actividad empresarial que no fluye como debiera causando pérdidas de tiempo y de dinero.
Detectarlas y poder tratarlas mejora el rendimiento de los trabajadores reduciendo las bajas laborales e incrementando el deseo por trabajar.